El desarrollo entre el SER, el TENER y el VIVIR

Según las generaciones van avanzando, su percepción de la vida cambia con ellos. Antiguamente la gente se preocupaba por ser alguien. Según pasaba el tiempo, su preocupación varió y sólo buscaban tener posesiones hasta que finalmente buscan el vivir experiencias por encima de todo.

En la época de nuestros abuelos, la mayor preocupación de las personas y su sentido en la vida se basaba en el “ser”.

Para ser felices necesitaban “ser” algo, ya fuera una profesión, un título o un estatus social. En esta época era muy difícil tener muchas cosas o casas espaciosas. Sólo unos pocos privilegiados disfrutaban de grandes casas, vehículos de lujo o joyas. La prioridad era la educación y las habilidades que tenían. Para sentirse completos, cumplían sus sueños llenando sus expectativas profesionales como unirse al gremio en el que trabajaba su familia y así hacerles sentirse orgullosos. Tener un puesto importante era el equivalente a tener poder en la sociedad.

experiencias

La siguiente generación, se centraba mucho más en el “tener” que en el ”ser”, puesto que esto definía las personas que eran y su estatus en la sociedad. Cuantas más cosas tenían, más privilegios conseguían para una mejor vida para ellos y sus familias.

Los lujos, los vestidos caros, las joyas y los cuadros estaban a la orden del día, junto con los bailes extravagantes y las comidas exuberantes.

Tener la casa más grande del vecindario te convertía en el perfecto anfitrión de las fiestas del barrio y por lo tanto en una persona respetable, además por supuesto de tener clase, modales y saber estar lo cual era muy importante.

experiencias

En la actualidad uno de los mayores placeres del ser humano son las experiencias. Vivir el mayor número de experiencias posibles y sobre todo variadas.

Ya sea algo pequeño como una fiesta de cumpleaños, probar comidas de diferentes lugares o aprender una lengua nueva, o algo más intensas como mudarse a un país extranjero, todas deben de ser aprovechadas.

Los deportes de riesgo, como el paracaidismo o el puenting, visitar los paraísos extremos como las montañas más nevadas y más altas, bucear en las playas paradisíacas llenas de increíbles animales marinos o hacer senderismo por las selvas con sus vivos y brillantes colores, donde se pueden escuchar todos los sonidos de la naturaleza y sus habitantes, son solo algunas de las experiencias que a las personas les gusta coleccionar.

Conocer otras culturas y vivir según sus normas y tradiciones es una experiencia que no puede faltar en la vida de nadie. La riqueza que esto aporta al estilo de vida de las personas es algo inigualable.

experiencias

En Dreaming California ofrecemos facilidades para poder vivir estas experiencias y disfrutarlas de la mejor manera posible, rodeado de amigos, profesores y familias que te ayudarán a aprovecharlo al máximo.

Entra ahora e infórmate sobre los destinos más interesantes y los modelos que más se adapten a tu estilo.

 

http://dreamingcalifornia.es/estudiar-en-usa/cursos-de-ingles-california/