fbpx

Las familias americanas son muy parecidas a las familias españolas, pero también encontramos algunas diferencias.

Las familias americanas son muy diversas, y aunque tengan estilos de vida diferentes, están muy unidas.

Estados Unidos tiene una cultura ecléctica y diversa, tiene otro ritmo de la vida. Quizás, ya tienes una idea de cómo son las familias americanas, pero no son siempre como las de las películas. Hay unas características que las definen muy bien.

Las familias americanas no siempre son cómo aparecen en las películas. Aunque la familia tradicional se compone de una madre, un padre y dos o tres hijos, hay mucha diversidad en las familias. Hay familias monoparentales, con una madre o padre soltero/a, familias divorciadas, con un solo hijo, con muchos hijos etc.. Las familias americanas son muy diversas de raza y religión. Al ser un país muy diverso, hay muchas familias interraciales o religiones diferentes. A veces solo un padre trabaja, pero en la mayoría de las familias los dos padres trabajan.

Las familias americanas cenan juntos. En España, solemos comer juntos, pero en Estados Unidos, las familias americanas suelen cenar juntos. Cenan juntos casi todos los días y los domingos a veces cenan con parientes lejanos como los abuelos, los tíos, etc… Suelen cenar a las 18,00 o 19,00 después del trabajo de los padres y de los entrenamientos o clubs de los hijos. No comen juntos porque lo hacen en el colegio o en el trabajo. Además, la cena americana es mucho más fuerte que la cena española. Es la comida más grande del día. Suelen tener un primer y segundo plato para cenar. Comen todo tipo de comida y cocinan mucho. Después de cenar, las familias pasan tiempo haciendo los deberes, viendo la tele o hablando de su día para descansar.

Las familias americanas están muy unidas. Los abuelos y los tíos tienen un gran papel en la vida de sus nietos y sobrinos. Suelen asistir a los partidos de deportes, a las graduaciones, y ayudan a recoger a los niños del colegio. Los abuelos suelen cuidan a sus nietos cuando sus padres están trabajando. Aunque todos los niños y los padres tienen horarios ocupados, se apoyan y pasan mucho tiempo juntos.

Las familias americanas viven en casas y se mueven en coche. En la mayoría de las ciudades americanas, las familias viven en casas de 2 o 3 plantas. No viven en pisos. Tienen cocinas muy grandes donde puede cenar con toda la familia. Tienen garajes para dos o tres coches. Las ciudades americanas son muy extensas en territorio y a veces no tienen buen transporte público. Por eso, las familias se mueven en coche. El tiempo en coche es muy querido ya que es un momento para hablar o contar cuentos.

Las familias americanas son muy tradicionales. A las familias americanas les gustan las rutinas. Durante la semana, todos los días son más o menos iguales. Uno de los padres deja a los niños en el colegio y otro los recoge. Después, van a merendar a casa y van a entrenar o a otra una actividad. Al final del día, cenan juntos y pasan tiempo hablando del día. Algunas familias son muy religiosas y asisten un servicio religioso todos los fines de semana.

¿Te interesa vivir con una familia americana? Consulta nuestros programas en Estados Unidos. Puedes vivir con una familia anfitriona con todas estas características.

Llámanos
Dónde estamos