Facilidades para estudiar en Estados Unidos

Cada año millones de estudiantes deciden abandonar sus países de origen para cursar sus estudios en un país diferente. Estados Unidos ocupa el primer lugar en la mente de muchos de ellos al ser una educación de las más prestigiosas y reconocidas mundialmente. Por ello las universidades estadounidenses han desarrollado un interesante ambiente multicultural y la mayoría cuenta con importantes ayudas para sus alumnos extranjeros y conseguir estudiar en Estados Unidos.

Muchas instituciones universitarias otorgan ayudas económicas al ser conscientes del elevado coste que supone estudiar en el extranjero. Estas ayudan pueden ser por ejemplo las becas de colaboración, con las cuales tú trabajas en algún sector de la universidad (en la biblioteca, servicios al estudiante, soporte informático, etc.) a cambio de una quita en el costo de los estudios. También existen becas económicas aunque son más complicadas de conseguir, estas becas se otorgan para instituciones públicas y privadas. Normalmente se recomienda iniciar estos trámites con tiempo, pues por un lado hay mucha gente que los pide y por otro lado conseguir todo el papeleo no es trabajo sencillo y al final del proceso tan sólo un 20% de los estudiantes consiguen este tipo de becas.

 

Por otro lado muchas fundaciones y asociaciones de Estados Unidos también apoyan el intercambio internacional en el área académico dando ayudas. Como la competencia para conseguir este tipo de ayudas es muy alta hay que pasar un proceso de selección duro. Algunas de estas instituciones son Fundación Rockefeller, Sociedad Interamericana de Prensa, Thomson Reuters Foundation o Fullbright.

Estados Unidos es un país abierto, desarrollado y organizado, que ofrece extraordinarias oportunidades a estudiantes internacionales, es un lugar recomendado y óptimo para los amantes de la aventura e idioma. El aprender no entiende de edad pero es recomendable realizar viajes de este tipo lo antes posible y a temprana edad. Las personas son capaces de absorber más información cuando son aún niños y por ello es mejor que tomen contacto con el inglés pronto. Este contacto ya puede ser con campamentos en inglés, clases particulares o con un viaje de estudios a Estados Unidos. Esta última opción es óptima para jóvenes pues no sólo aprenden el idioma si no que viven una experiencia inolvidable lejos de su nicho familiar.