Visita el paseo de la fama y vive cómo se siente un famoso.

¿Conoces la historia del Paseo de la Fama?

Creado en 1958 por un artista californiano, Oliver Weismuller, que fue contratado por la ciudad para dar a Hollywood un “lavado de cara”, el Paseo de la Fama se ha convertido en un homenaje a todas aquellas personas relacionadas con el show business. Los homenajeados reciben una estrella basándose en sus logros en las películas, el teatro, la radio, la televisión y la música. Muchas personas recibieron varias estrellas durante la fase en distintas categorías; sin embargo, posteriormente se ha tendido a premiar a aquellas personas que todavía no habían recibido una estrella, y sólo se ha reconocido a personas anteriormente premiadas en varias ocasiones. En 1978, la ciudad de Los Angeles declaró el paseo de la Fama como un Bien Cultural e Histórico.

El Paseo de la Fama original tenía 2.500 estrellas en blanco. Un total de 1.558 estrellas fueron otorgadas durante sus primeros 16 meses. Desde entonces, se han otorgado estrellas a un ritmo aproximado de 2 al mes. Las estrellas se ubican en lugares permanentes, excepto en ocasiones en las que por causas especiales (por ejemplo, construcción de edificios, obras…), las estrellas tienen que cambiarse de sitio.

Las nuevas estrellas se eligen a partir de una lista de nominados que se publica el 31 de mayo de cada año. El Comité del Paseo de la Fama se reúne cada mes de junio para seleccionar los homenajeados del año siguiente. Las ceremonias de concesión están abiertas a todo el mundo y están conducidas por Johnny Grant, alcalde honorífico de Hollywood. Grant murió en 2008 en Estados Unidos y sus cenizas fueron esparcidas por debajo del Hollywood Sign.