Cómo aprender inglés con canciones

Cómo ayuda la música a asimilar un idioma y como puede ser especialmente útil para aprender inglés.

Existen muchos métodos diferentes para aprender inglés de manera divertida y sin necesidad de hincar demasiado los codos. Aprender inglés con canciones es una de esas formas, en donde pasa a jugar un papel importante el subconsciente.

“Cuando escuchamos nuestras canciones favoritas en inglés sin quererlo estamos educando el oído al idioma, y aunque creamos que no sirve de nada no es así.”

Simplemente con el hecho de que las cantemos o murmuremos aunque no sepamos que significa ya es un gran paso.

¿Por qué aprender inglés con canciones es beneficioso?

EL EFECTO MOZART

Se denomina “efecto Mozart” a la serie de supuestos beneficios que produce el hecho de escuchar música. Escuchar música ayuda a la tarea del aprendizaje. Por lo que existe una evidencia empírica de que la música realmente puede ayudar a aprender inglés con canciones. Además, el lenguaje de las canciones es normalmente coloquial (no es un lenguaje complicado) y más útil, por lo que resulta bastante más sencillo y es genial para aprender a expresarse de manera oral como lo haría un nativo.
 

EDUCA EL OIDO

Escuchar canciones en inglés hace que tu oído se haga a la pronunciación inglesa: te hará comprenderlo mejor y también acostumbrarte al tono. Gracias a que las canciones repiten muchas de las frases (por ejemplo, en el estribillo), sin apenas esfuerzo estas palabras se te quedarán grabadas y se archivan en tu cabeza. Nuestras cabezas tienen la facilidad de almacenar millones de canciones, se quedan en la cabeza de tanto sonar una y otra vez. Esto hace que el vocabulario y las frases se nos queden de modo inconsciente y mientras disfrutas de la canción.
 

CONECTA CON LAS EMOCIONES

Las canciones hacen que nos emocionemos; hace que nos cambie el estado de ánimo y mejora nuestro estado mental y físico, por lo que hacen que nos acordemos mejor aún de la letra. Además, muchas personas cuando les gusta una canción buscan la letra en internet para poder cantarla y seguirla cuando suene. También se suele buscar el significado para ver de qué hablan si son de amor, de pasiones u otras cosas. ¡Este ejercicio es súper didáctico!
 

EN CUALQUIER LUGAR Y MOMENTO

La gente normalmente no encuentra el momento para aprender inglés porque no tiene tiempo y al final no da el paso de estudiarlo. Lo bueno de la música es que en cualquier lugar en cualquier momento se puede escuchar. Se puede hacer cosas incluso mientras escuchas música, y no te roba tiempo de otras tareas o actividades que tengas que realizar. Puedes llevar la música contigo a donde sea, en el coche, en casa, por la calle… Lo bueno de aprender inglés con canciones es que, no sólo aprendes el idioma, sino que también sus costumbres y cultura te hacen tener una idea de cómo se comunican y cuando se utilizan determinadas expresiones.

“Definitivamente aprender inglés con canciones es beneficioso para ir asimilando el idioma. Aunque parezca mentira, ¡estarás aprendiendo, aunque no lo creas!”

Aun así, si quieres avanzar más rápidamente y de manera más técnica, puedes combinar el escuchar canciones en inglés con algunas clases particulares que te sirvan de apoyo. ¿Te animas?